Naturaleza, lujo y conservación en la Ruta Azul

#Descubrir

408

Glamping Esencia Azul es un nuevo proyecto de experiencias nómades de Esencia.Patagonia en el Portal Isla Leones, en la Ruta Azul, en el litoral de la provincia de Chubut. Su objetivo es acercar a los viajeros a un destino prístino y salvaje, para crear un espacio de contemplación, educación, respeto e inspiración a orillas del mar.

Por Revista AIRE
Fotos de Maike Friedrich y gentileza Fundación Rewilding Arg.

 

Una sucesión de playas, bahías y acantilados se transforma en un espectacular paisaje costero que se une con el corazón de la estepa. Allí, el mar es el escenario de fondo y el viento se convierte en la banda sonora de un rincón inexplorado de la Patagonia: la Ruta Azul. Es un tramo de 450 kilómetros de la Ruta Provincial 1, entre Rawson y Comodoro Rivadavia, en la costa de Chubut. Este territorio se extiende en una de las zonas con mayor biodiversidad del mar argentino, con más de 60 islas y bahías protegidas que son sitios de alimentación, reproducción y nidificación para numerosas especies de aves y mamíferos marinos. En 2015 fue declarada Reserva de Biosfera por la UNESCO, siendo la más amplia del país con una superficie de más de 3 millones de hectáreas. Hoy “la Fundación Rewilding Argentina lleva adelante el proyecto Patagonia Azul para darle mayor protección al mar y desarrollar el turismo de naturaleza, trayendo operadores locales y regionales que inviertan en productos turísticos sustentables”, explica María Mendizábal, Responsable de Desarrollo Turístico del Proyecto Patagonia Azul. De este modo, surgió la alianza con Esencia.Patagonia para dar forma a su “glamping con propósito” y visibilizar el proyecto de conservación que pone en el centro la restauración del ecosistema marino y la regeneración de la naturaleza.

Conocer para proteger

Descubrir destinos nuevos y tomar contacto con la cultura del lugar, potencia la sensibilización de los viajeros sobre la importancia de la preservación de los recursos naturales y culturales. 

La riqueza natural de la Ruta Azul invita a la exploración a través de las distintas actividades que impulsa el turismo de naturaleza. “La región ofrece una oportunidad espectacular de implementar un proyecto de conservación y desarrollo local multidimensional, donde los habitantes de la región generen una visión común para alcanzar una mayor protección legal de la Reserva de la Biosfera Patagonia Azul y convertirlo en un destino con marca e identidad basada en el cuidado de la naturaleza y la cultura, propiciando una economía diversificada y regenerativa”, sostiene María Mendizábal

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) la demanda del turismo de naturaleza crece rápidamente y exige repensar la industria. Los viajeros buscan nuevas vivencias y experiencias en destinos emergentes y poco frecuentados, donde disfrutar de actividades en contacto con la naturaleza. En este sentido, la Ruta Azul ofrece un marco ideal para explorar y descubrir, la única manera de tomar conciencia de la importancia de preservar los ecosistemas. 

Compromiso ambiental y social 

Glamping Esencia Azul se encontrará en el Portal Isla Leones, uno de los cuatro que forman parte del futuro Parque Patagonia Azul. Se trata de una antigua estancia ganadera que se convirtió al turismo de naturaleza para dar acceso público al Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral y a la mítica Isla Leones y su faro abandonado, a la cual se accede navegando desde la Bahía Arredondo. 

A orillas de mar, sobre un escenario natural imponente, Esencia montará cuatro domos geodésicos para alojamiento, una carpa tipi con espacios comunes (cocina, comedor y sala de estar), dos baños de bajo impacto (duchas con termotanque solar y baños secos) y una estación meteorológica (espacio de monitoreo del clima y educación climática). El servicio incluirá 2 hosts in house al servicio de los pasajeros.

El proyecto seguirá un compromiso de bajo impacto como parte de una búsqueda de cuidado y respeto por esta Reserva, pero también como un nuevo mindset que Esencia Patagonia incorpora en todas sus propuestas. Se regulará la cantidad de visitantes permitidos por estadía, con una capacidad máxima de 10 personas para minimizar la erosión del espacio y maximizar la intimidad con la naturaleza. En cuanto a la construcción y armado de mobiliario se incorporarán cajones de pesca que hoy contaminan la costa de Chubut. Estos residuos pesqueros representan un peligro para la flora y fauna de la región. También se pondrá en marcha el uso de energías renovables y un sistema de aguas reutilizables para alimentar al glamping. Además, se prevé la minimización de residuos y la gestión integral de reciclables. 

Las actividades propuestas para explorar el entorno también son de baja huella de carbono, ya que se priorizan aquellas que son “tracción a sangre”: trekking, mountain bike, SUP, snorkel, avistaje de fauna marina y terrestre y prácticas de bienestar (yoga, meditación y Wim Hof). La experiencia del Glamping es, además, “la punta del iceberg” de un proyecto regenerativo mayor, que invita al viajero a conectar con el lugar a través de actividades educativas, prácticas de bajo impacto ambiental y vinculación con las comunidades locales e incentivo de su economía. “Queremos que las personas conozcan la reserva de biósfera Patagonia a través de una experiencia de lujo, naturaleza y conservación”, indica Ailén Ortiz, responsable de Gestión & Alquimia de Esencia.Patagonia. “Para desarrollar el glamping Esencia Azul, redefinimos nuestra visión del concepto de lujo, transformándolo en la vivencia de una experiencia única e íntima, donde el viajero pueda sentir una conexión real con un entorno inexplorado a través de la autenticidad, la privacidad y la originalidad”, agrega. 

Esencia.Patagonia

https://www.esenciapatagonia.com.ar/

IG esenciapatagonia

Fundación Rewilding Argentina 

https://www.rewildingargentina.org/

IG parquepatagoniaazul 

Comments are closed.